cuento2

¡Sáquenme de aquí!

Estoy atorado en el elevador del edificio en donde trabajo. Cuando leas esto ya habré salido.

Estoy atorado en el elevador del edificio en donde trabajo. Cuando leas esto ya habré salido. Los primeros momentos, el elevador se detuvo en el sótano, las puertas no se abrieron. Intenté de todo, llamé al elevador para que subiera al primer piso, no lo hizo. Toque la alarma, nadie parecía escucharla.

Minuto 5
Alguien grita, es aquí abajo. Me siento aliviado, mi rescate viene en camino. Escucho ruidos y llaman al elevador, supongo quieren que se abra, no lo hace.

Minuto 10

No tengo señal, nadie contesta mis mensajes. Sigo atento a la espera de que me saquen, no ocurre nada. Un miedo me invade: si tiembla estoy perdido, nadie me rescatará, tengo miedo. Empiezo a buscar la salida de emergencia sin mucho éxito, tal parece que no hay. Encontré la puerta, es muy pequeña y está muy alto, no se abre.

No sé si mis rescatadores son ineptos o mi rescate es más complicado de lo que parece, pero intento calmarme. Es muy difícil de accesar a la puerta de emergencia. Mi única esperanza es esperar.

Se escucha fiesta arriba e intentos de rescate. Doy vueltas en círculos, empiezo a pensar que es una buena anécdota, pero quiero salir de aquí.

Minuto 27

Han pasado 27 minutos, pero parecen horas. Me estoy familiarizado con los ruidos del elevador, pero aún me da miedo. Nunca vi este elevador tan angosto, me empiezo a sentir mareado. Un rayo de luz pasa por mi cabeza: ¡mi switch! La tengo conmigo, ¿me puedo entretener un rato jugando mientras paso este trago amargo, cierto?

¿Por qué mierda me subí al elevador? No lo entiendo, hubiera bajado las escaleras, no es mucho si lo piensas, solo dos pisos.
Vamos amigos, ¡ayúdenme!

Dejé de escuchar ruido. No quiero pensar que dejaron de intentarlo. ¿Y si piensan que es un error y la alarma se activo sola? No puedo comunicarme con ellos, no tengo señal aquí abajo. ¿Y si la tuviera de qué serviría?

Sigo atrapado. Me he sentado. Dirás que es pedo, pero puedo sentir cómo se mueve el elevador. Solo pasaron 27 minutos, no es tanto si te pones a pensar, pero la incertidumbre lo vuelve una eternidad.

Sobre mi rescate, ninguna novedad. No escucho nada, sólo el ruido aislado de una fiesta. Parece que decidieron ignorarme. Nadie se quedó conmigo, no hay ninguna palabra de apoyo detrás de estás paredes, la fiesta fue más importante.

Minuto 33

Estoy recargado en la pared del elevador, ¿es una buena forma de morir?¿Atrapado en un elevador olvidado mientras mucha gente festeja afuera? Espero que sí. Exagero.

Se vuelven a escuchar los esfuerzos por liberarme. ¿Cuántas horas pasaré aquí? No tengo idea, creo que mi frustración es más grande. Se escucha la fiesta afuera. No saqué la nintendo por si mi liberación es abrupta, tal vez tenga que salir rápido de aquí.

He notado que en esta situación a la primera persona a la que le quise contar fue a ti. ¿Qué significará? (Obviamente quiere decir que te amo). Creo que no quería que mi historia quedara olvidada, ¿porque cuántas personas pueden decir que quedaron atrapados en el elevador de su oficina y cuántas más pueden decir que fue durante la fiesta de fin de año? Sólo pocos.

Me imagino mi rescate, seguro incluye un mojito.

Minuto 40

Veo el título de un artículo en mi Facebook, es lo quedó en la memoria y es lo que puedo ver aunque no tengo señal. Con algo debo de mantener la paciencia, no puedo perder el control otra vez.

Parece que el actor de “A prueba de todo”, Bear Grylls, se murió, espero que no sea un presagio. Tengo hambre, estar atrapado en un elevador te abre el apetito. Tengo mucho sueño. Un amigo me pidió acompañarlo con su ligue a una fiesta, parece que no llegaré.

Minuto 45

Hace frío, cuando respiro mis lentes se empañan, menos mal tengo un buen abrigo. He revisado a fondo mi situación atrapado en un elevador por casi una hora. La batería de mi celular está a medio morir. Mi Nintendo Switch aún está guardada por miedo a un rescate abrupto. Los ruidos son esporádicos, pero constantes. Los resultados son concretos: nadie puede sacarme aún.

De por sí el elevador estaba descompuesto, pero no tenía ningún letrero de estarlo. Definitivamente no es mi culpa. Los primeros minutos fueron más intensos. No sé si la experiencia de escribir esto lo hace más manejable, estos últimos minutos son más tranquilos.

Conforme se acerca la primera hora empiezo a pensar qué haré al llegar a mi casa. ¿Saldré después? Definitivamente no, tal vez tome un té, prenda el televisor, me relaje. ¿Pero eso no sería lo mismo que estar atrapado en una caja justo como en la que estoy ahorita? ¿De una caja a otra, esa es mi vida?

¿En realidad quiero salir? (Obvio del elevador sí) Me refiero a que si quiero ir a una fiesta después de esto, ¿es lo más conveniente?

Pienso en mi amiga Mónica. Ella es el Alfa y el Omega porque renació, si salgo de aquí renaceré, seré el alfa y el omega también. Eso me agrada, ya no será única. Seremos iguales.

Ya sé por qué del consejo de no intentar abrir la puerta, cada vez que lo intento tiembla el elevador, es la peor sensación del mundo.

Una hora

Primera hora, espero que la última. Me adueñé del espacio, lo creo muy importante, ya que refleja comodidad y la comodidad implica no perder la paciencia. Los avances afuera no parecen muy fructíferos. Debería poner como sugerencia “wifi en el elevador”, así si te quedas atrapado, puedes pedir ayuda y ver videos en lo que llegan.

Se escucha a alguien con llaves, ¿será este el fin de mi encierro? ¿Me preguntó con cuánto se me indemnizará? (Me rio). Es claro que no hay un protocolo y dejaron en servicio un elevador defectuoso o sin sus respectivas señales.

Una mujer afuera, seguro es la encargada del edificio. La odio. Pero si está tratando de rescatarme, no podrán abrir la puerta con el elevador prendido. Sigo esperando, ojalá me vieras aquí sentado con los pies estirados, es una escena cómica.

No quiero que apaguen la luz, da miedo estar aquí y sin luz se haría peor. Si te preguntas qué hora es, son las 8:06pm. Ha pasado una hora y 6 minutos desde mi encierro. ¿Divertido, no?

Tengo un chocolate del cine de ayer, vi Aquaman, buena película. Esto debería convertirse en una sección “Reseñas de películas mientras estás atorado en el elevador” o tal vez “Juego en escuadrón de Fortnite mientras estoy atorado en un elevador “.

Una hora y 20 minutos

Intenté hablar con la gente de afuera, parece que están cortando cinta adhesiva, me preguntó para qué. ¡Ya quiero salir de aquí, por favor!

Un problema claro de mi rescate es que justo cuando nos acercamos a la hora y media, no escucho que me hablen. Intenté comunicarme con ellos, ayudarlos a que me den seguridad, pero no ocurrió, mantener la calma es difícil así y sé que me escuchan porque puedo oírlos. Nadie se ha tomado la molestia de preguntar si me siento bien. Si están intentando sacarme no lo sé, porque no me dicen nada. Parece más que soy un problema.

Una hora, 36 minutos

Silencio…
La música se dejó de escuchar. Me siento desesperado.

Dos horas

Pasé un nivel de Mario Bros. Hay mucho ruido afuera, pero nada que se escuche como un rescate. ¡Sáquenme de aquí! Esto no es nada, nada divertido. He empezado a gritar más seguido.

Tres horas

Hablé a emergencias. Me sentí frustrado de que no pudieran abrir la puerta del edificio. Emergencias es el único número al que pude hablar . Mis gritos son cada vez más constantes. ¡Quiero salir ya!

Tres horas, 15 minutos

Tuve mi primer contacto con personas, ya me van a sacar después de 3 horas y media. Odio al mundo, de verdad, la última hora fue la peor, perdí el control y por más que grite no pasaba nada. Todos son unos inútiles, no me hicieron caso hasta que llame a emergencias. Por suerte, ya estoy fuera.

Los odio. Me voy a mi casa.

reseñas de pelícuas

como abrir un elevador atorado