pienso en final

El problema del surrealismo en Pienso en el final (película)

A veces nos encontramos con joyas, pero esta no es una de ellas

*Sé que haz venido a leer una reseña sobre Pienso en el final película. Por favor, haz de éste un espacio libre de haters y antes de leer esta reseña, olvida el ego de “yo sé más que tú” y disfruta de la opinión de un espectador más.  

Acabo de terminar de ver Pienso en el final (I’m Thinking of Ending Things) de Charlie Kauffman y no sé cómo sentirme al respecto. Primero porque fueron dos horas de “¿a ver a qué horas dicen para dónde va esto?” y luego porque necesitaba quitarme el mal humor. 

¿Tan mal estuvo? Para nada, es solo que terminé con cierta sensación de “meh”, ante lo que acababa de ver. Vayamos poco a poco para poder explicarte lo que quiero decir. 

Pienso en el final (Explicación)

La historia es bastante simple. “La novia” (así le pongo al personaje por falta de información sobre su nombre real) acepta ir con su novio Jake a un viaje para conocer a sus papás, pese a que tiene muchas dudas sobre su relación. 

La cinta está dividida en tres actos, donde el primero comprende el viaje en carretera que hacen Jake y “la novia”, el segundo acto es la visita de los padres y el tercer acto es el viaje de regreso a casa. 

En realidad no existe mayor explicación sobre la trama, es bastante claro cuándo termina un acto y empieza otro. Lo que sí es importante observar es que es una cinta lenta que construye la historia a través de los diálogos (muy al estilo tarantinesco) y son los personajes quienes nos dan la clave para entender lo que está pasando. 

pienso en el final explicación

Al poner atención sobre lo que piensa la novia, nos podemos dar cuenta que se siente insegura sobre su futuro con Jake y conforme avanza la trama, tiene ciertas dudas sobre ella misma y su identidad. Sin ánimos de spoilers, esto sucede porque la pantalla enfoca su punto de vista, pero ella no es la verdadera protagonista de la historia.

Hasta aquí, todo es relativamente sencillo y “normal”. 

Surrealismo que no aporta nada en Pienso en el final

Pienso en el final podría clasificarse como una cinta surrealista y un experimento en sí. Nada de lo que vemos en pantalla es real (como ya mencioné, no estamos viendo la verdadera historia).

Desde movimientos extraños en el tiempo, hasta un perro que jamás deja de sacudirse, durante dos horas presenciamos lo que alguien más imagina, la fantasía de un pobre hombre que jamás supo cómo acercarse a una mujer. 

pienso en el final critica

En teoría suena muy interesante, pero en acción es todo lo contrario. Si bien todo el segundo acto (cuando la novia cena con sus suegros) es muy entretenido, lo cierto es que lo aburrido del primero y del tercero le quitan toda la emoción a la película. 

Peor aún, todo lo surrealista que puede ser la cinta, se pierde con la sosa explicación que pretenden darnos a través de los diálogos del tercer acto. “Que si estamos viendo a alguien con una enfermedad mental”, “que si es un discurso fragmentado y solo es una parte de la realidad”, “que si no nos movemos, al final no conseguiremos nada”. 

Acá el problema no es el surrealismo, sino el que no aporte nada durante el primero y el tercer acto. Pienso en el final tiene un montón de elementos muy buenos como el enfocar a un personaje, mientras otro permanece oculto o el cómo poco a poco se nos devela el carácter de Jake. 

pienso en el final reseña

Sin embargo, también está llena de los clásicos clichés de las películas “experimentales” como la explicación de una fantasía a través del baile o el ballet (Cisne negro, La la land, ¿son ustedes?). 

Otro elemento que me pareció muy frustrante es que si bien se trata de una película triste, al terminar me dejó indiferente. Seguro es porque no tengo sentimientos, pero de verdad intenté sentirme triste por el conserje, quise que la novia me cayera bien, incluso odié lo patán que era Jake con su mamá y, sin embargo, cuando terminé la película solo tuve dolor de cabeza y un “¿neta así acaba?”. 

Esta no es una de esas veces en las que el dolor del personaje se convierte en tu dolor, cosa que me molestó porque sí estaba emocionada por verla. 

im-thinking-of-ending-things-

Existen muchas películas surrealistas que tienen tramas sencillas y es precisamente su toque extraño lo que las convierte en piezas realmente buenas. Un perro andaluz (1960) de Luis Buñuel es un título obligado para el “experto en cine”, pero como ejemplos recientes tenemos a Mulholland Drive (2002) de David Lynch o Mother! (2017) de Darren Aronofsky. 

No, no es el surrealismo lo que no me gustó, más bien el que se quede ahí, siendo tan cliché e irrelevante para la historia.

¿Entonces Pienso en el final es una buena o mala película?

No podemos ser tan necios como para etiquetar a un experimento como “bueno o malo”. Al final esta es una propuesta que logró su objetivo al hacerme escribir casi tres cuartillas de por qué no me gustó. (Aunque debo decir que me parece un poco más de lo mismo).

im-thinking-of-ending-things reseña

A veces el cine necesita tener ciertos reajustes y cuando salen películas como ésta, nos ayudan a tener perspectiva del tipo de cintas que estamos consumiendo. Incluso tuve miedo de escribir esta reseña porque sabía que BoxTv sería juzgado en términos de “ustedes no saben nada de cine, solo les gustan las películas de superhéroes”. 

En mi opinión, este es uno de esos casos donde más que la película por sí misma, es interesante observar las opiniones y reflexiones que generó. Si ese fue su objetivo, me parece muy bien. Si fue lo contrario, pues qué te digo, a mi no me gustó.

Cuéntame si tú también viste Pienso en el final y qué te pareció. Este es un espacio libre de haters (mantengámoslo así). 

reseñas de series de netflix

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 👇👇👇

pienso en el final pelicula; pienso en el final reparto; pienso en el final libro pdf; pienso en el final sinopsis; pienso en el final netflix; pienso en el final netflix reparto; pienso en el final imdb; charlie kaufman; pienso en el final explicación; sinopsis de pienso en el final; solo pienso en el final explicacion; pienso en el final libro pdf

3 thoughts on “El problema del surrealismo en Pienso en el final (película)

  1. Ni me gustó en lo absoluto, es totalmente aburrida, estuve esperando que la matarán en el sótano o algo relevante, ni entendí el porqué de las pinturas, las películas , no entendí nada, perdí mi tiempo

    1. Estamos de acuerdo contigo, esta es una de esas películas a las que “les meten mucho arte”, que al final ni se entiende y solo está ahí estorbando.

  2. Jajajaja comparto totalmente, pero yo me abandoné en el tercer acto, me aburrí indeciblemente, aunque en algún momento me picó la curiosidad por saber en qué iba aparar todo, los saltos del tiempo y saber quién era el loco, no pude con los eternos diálogos metidos dentro de ese carro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escúchanos en Spotify

podcast boxtv