titans serie

Titans: ¿DC debe aprender de sus series? (Análisis)

En 50 minutos, Titans logra hacer 3 cosas que las películas del DCEU no han hecho.

Ya pasaron varios meses del estreno de Titans en la plataforma DC Universe, pero sólo hace algunas semanas llegó a Netflix para mostrarnos lo que es hacer un buena serie que cumpla con las expectativas de los fans, tanto así que incluso nos hizo preguntarnos si el DCEU debería aprender algo sobre sus series.

titans serie

Haciendo un análisis rápido de la serie podemos decir que es simplemente genial, cada episodio quieres seguir y seguir viéndolo hasta el final. Sí tiene un pequeño tema al principio de saltos temporales que llega a ser monótono y la historia de algunos superhéroes secundarios que no termina de encajar con la trama principal, pero lejos de eso, la serie se basta por sí sola para engancharte y dejarte esperando la segunda temporada.

¿Pero qué deberían aprender las películas del DC Extended Universe de Titans? Bueno analicemos el capítulo final para saberlo (no es necesario decir que si no has visto Titans estoy a punto de revelarte un mega spoiler).

Muy bien: el episodio final parece en un principio un capítulo de transición (muy extraño por que es el final de temporada). En él vemos a Robin (Dick Grayson) vivir con una familia alejado de la lucha contra el crimen y con un segundo hijo en camino. Todo parece indicar que Robin al fin pudo tener la vida relajada que él quería, pero hay algo extraño: siempre que quiere seguir su vida, algo cambia y aparecen en escena personajes que lo complican todo, como Jason Todd quien toca a su puerta y le dice que Batman se volvió loco y quiere matar al Guasón.

Es así como el episodio se complica y vemos una serie de escenas de Dick Grayson en un Gotham viciado, lleno de de delincuentes y personas que han perdido la fe en la ley, y en donde él trata de convencer a Batman de que no es un asesino, es mejor que eso. Inevitablemente el murciélago mata al Guasón y termina por perder la cabeza, por lo que Grayson se ve obligado a detenerlo.

Después de una escena en la mansión y en la baticueva (que es francamente sorprendente), Batman mata a Starfire, por lo que Grayson pierde el control y detiene al Caballero de la Noche. Después, vemos a Raven con su padre frente a un Grayson hipnotizado y es así como nos damos cuenta que todo fue arreglado para que el primer Robin termine de aceptar su oscuridad interior.

¿Y entonces qué aprendimos de ese episodio? Que en 50 minutos logra contar una historia sólida que no necesita de chistes sin sentido y tampoco ser todo el tiempo obscuridad, es el viaje del protagonista para aceptarse, entenderse, o en este caso, por caer en las manos de Trigon. En 50 minutos, Titans logra hacer 3 cosas que las películas no han hecho: crecer los personajes, sorprenderte con sus decisiones y esperar la siguiente temporada.

Si eso lo hace en un capítulo, imagínate cómo te sentirás al ver toda la serie.

reseñas de series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escúchanos en Spotify

podcast boxtv