cuentos al caer la noche

Cuentos al caer la noche: una historia infantil para los amantes del terror

A veces los cuentos se vuelven más que realidad

No es sorpresa para nadie el hecho de que ya muchos usuarios estamos decepcionados por el extenso y descuidado catálogo de Netflix. Películas ridículas, series que se cancelan apenas se estrena la primera temporada o reality show baratos, son solo algunos ejemplos de que a los directores de contenido de esta plataforma poco les importa la calidad de lo que producen.

Sin embargo, aún con toda la porquería de series y películas, aún hay ciertos destellos de luz en Netflix que nos dan esperanza, tal es el caso de Cuentos al caer la noche, una cinta dirigida por David Yarovesky y producida por Sam Raimi (sí, el director de Spiderman con Tobey MaGuire). 

¿De qué se trata Cuentos al caer la noche? 

cuentos al caer la noche alex y yasmin

Basada en la novela de J.A. White, Historias de noche, la cinta cuenta la historia de Alex, un niño que en sus tiempos libres escribía cuentos de terror (es importante ponerlo en pasado) y que es secuestrado por Natasha (interpretada por Krysten Ritter), una bruja bastante cruel.

Alex no es el único niño al que Natasha rapta: también está Yasmin, una pequeña a la que utiliza como su esclava personal para que le limpie la casa, haga la comida y cuide su jardín botánico. La razón por la que la bruja secuestra a Alex es para que le cuente todos los días sin falta una historia de terror, sin finales felices o clichés. Natasha es bastante exigente con sus historias, lo que obliga a Alex a encontrar nuevas y mejores formas de sorprenderla.

En resumidas cuentas, Yasmin y Alex deberán encontrar la manera de salir de la casa de la bruja para regresar con sus padres, mientras conocemos la razón de por qué Alex ya no escribe historias de terror. 

Lo bueno de Cuentos al caer la noche

cuentos al caer la noche alex y yasmin

Empecemos por lo bueno de esta cinta. Cuentos al caer la noche ofrece un momento de miedo infantil al reinterpretar un cuento clásico y agregar personajes como en una especie de continuación. 

Como espectadores no nos damos cuenta de esto, sino hasta el final, haciendo que todo lo que vemos sea bastante disfrutable, pese a que se trata de una película de miedo. Claro que no pretende cambiar el género del terror, ni mucho menos competir con cintas como Midsommar, simplemente tiene el tono correcto para mantenernos sentados, mientras esperamos con los dedos cruzados a que los niños puedan salir. 

Algo interesante es que utiliza el recurso de introducir las historias de Alex como minicuentos, con títulos de entrada y personajes alternos, muy a manera de Las Mil y Una Noches, siendo Alex la Scheherezade de la bruja Natasha. Por momentos también nos recuerda a Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad.

Hablando de Natasha, Krysten Ritter se lleva las palmas como la villana, pese a que no hay mucho tiempo en pantalla con ella y su vestuario desentona con la cinta. 

Lo malo de Cuentos al caer la noche  

cuentos al caer la noche

Lo que falla en Cuentos al caer la noche son tres cosas principalmente: la inevitable decepción una vez que se descubre cuál es el clásico que estamos viendo; el hecho de que la huída de los niños se alarga mucho y el no saber qué hacer con un personaje tan poderoso como Natasha.

Mientras todo lo bueno nos atrapa, estas tres cosas hacen que se caiga completamente lo que habían construido. De todas maneras, si lo tomas solo como una película para pasar el rato, tal vez no te moleste tanto.

***

Pese a lo malo, te recomendamos Cuentos al caer la noche en Netflix como una buena opción para ver con tu familia. Si ya la viste, cuéntanos qué te pareció en los comentarios.

Por último, no te olvides de seguirnos en Tik Tok e Instagram para continuar cotorreando sobre cine, videojuegos y series.

reseñas de series de netflix